¿Benecol, Danacol, Omega-3, soja…para el corazón? “No se recomienda”

Toca Comer. ¿Benecol, Danacol, Omega-3, soja…para el corazón? “No se recomienda”. Marisol Collazos Soto, Rafael Barzanallana

El viernes pasado el cardiólogo Julián Palacios y Julio Basulto desaconsejaban en la sección “Gente Sana” del programa “Gente Despierta” (Radio Nacional de España), los famosos “yogures para el colesterol” (aquí el programa completo). Y, lo que es la vida, me entero hoy mismo de que una recién publicada guía del Ministerio de Sanidad incluye la siguiente recomendación:

“No se recomienda utilizar suplementos de fitosteroles en la prevención de enfermedad cardiovascular”.

La recomendación se clasifica como “fuerte”, es decir, las pruebas científicas son tan sólidas como un corazón de piedra. Repítanlo en voz alta cada vez que vean a “El tricicle” anunciando Danacol.

 

Cada vez que veo a @Tricicle anunciando Danacol pienso: ¿para cuándo un catedrático de nutrición anunciando al Chiquito de la Calzada?

Pero antes de que lo dijéramos el doctor Palacios y un servidor, e incluso antes de que se pronunciara al respecto el Ministerio de Sanidad, lo dijo Juan Revenga (@Juan_Revenga), como pueden comprobar en su texto titulado “Danacol, Naturcol, Benecol, Pro-activ… leches-col: ¡paren las máquinas!“.

Es más, estamos los que creemos que estos productos no solo no previenen eventos cardiovasculares, sino que comportan una serie de riesgos. Pueden comprobarlo en mi escrito “Riesgos para la salud de los “alimentos funcionales“.

Pero la guía del Ministerio de Sanidad, titulada “Guía de Práctica Clínica sobre el manejo de los lípidos como factor de riesgo cardiovascular”, que encontrarán en este enlace, incluye dos recomendaciones más, también fuertes. Ahí van:

1.- “No se recomienda utilizar suplementos de omega-3 para disminuir la morbimortalidad cardiovascular, ni en prevención primaria ni secundaria”. Para que luego me tachen de exagerado cuando digo cosas como “Los Omega-3 mejoran la salud…económica de sus vendedores.“.

2.-“No se recomienda la utilización de soja en la prevención de enfermedad cardiovascular”.

Incluso hay una tercera recomendación (hay más, claro, aquí solo he querido centrarme en los llamados “Alimentos funcionales”, así como en las plantas medicinales), que es esta:

3.- “No se recomienda la utilización de plantas medicinales para disminuir el riesgo coronario”.

Vamos, que eso de tomar cabezas de ajo para prevenir infartos tiene tanto sentido como ver el fútbol en la tele para ponerse en forma. En este caso la recomendación no es “Fuerte” sino de tipo “A”, es decir, que al menos existe “un metaanálisis, revisión sistemática o ensayo clínico clasificado como 1++ y directamente aplicable a la población diana de la guía; o un volumen de evidencia compuesta por estudios clasificados como 1+ y con gran consistencia entre ellos”. Así pues, estamos ante una recomendación que es muy improbable que cambie con el paso de los años.

Como últimamente escribo tanto, pues resulta que también he hablado (y no precisamente bien) de las plantas medicinales, en concreto en el texto “Plantas medicinales “que arruinarían las farmacéuticas”… ¡venga ya, hombre!“.

Piensen ahora en anuncios que hayan escuchado, leído o visto (en la tele, en youtube o donde sea) en los que hacen propaganda del “Danacol”, de las pastillas de omega-3, de los alimentos enriquecidos con omega-3 o de la soja o sus derivados (en alimentos o en pastillas). ¿Han extraído de dichos anuncios la conclusión de que tales productos son útiles para prevenir enfermedades cardiovasculares? Si es así, no dejen de leer el texto “Si le parece engañoso, entonces le parece ilegal“, del abogado Francisco José Ojuelos (@CriticaProcesal). Tras ello, decidan por ustedes mismos.

Les dejo, porque tengo varias tareas pendientes, entre ellas cumplir una recomendación fuerte de la citada guía: “la realización de actividad física al menos 30 minutos al día”.

 

Fuente: Julio Basulto

Un supermercado del futuro

El supermercado del futuro es ideal para lugares de difícil acceso.

Además de ser increíblemente avanzado, esta tienda móvil, es ideal para lugares en donde el acceso de alimento es complicado, pues permite que los productos estén más cerca de los consumidores.

Como vemos, este supermercado funciona a demanda con ayuda de una aplicación especial. Al solicitar un Wheely Moby Mart, este se aproximará a ti para que tomes lo que necesites, sin nadie que te haga el cargo al terminar, similar al concepto de Amazon.

Claro, su tamaño limita los productos que contiene, pero gracias a un sistema de inteligencia artificial, es capaz de estar abastecida con lo que necesitas para la próxima vez que lo visites.

Fuente: conéctica

Impresión 3D para crear fideos que cambian de forma

Investigadores del Tangible Media Group del MIT, aplicaron un método de impresión 3D que permite crear una especie de fideos que cambian de forma al tocar el agua.

La dinámica es compleja, pero explicado en palabras simples, a partir de la impresión 3D crean películas finas de gelatina y almidón, que tienen la propiedad de cambiar de estructura al absorber el agua. De 2D a 3D en un simple paso y frente a nuestros ojos.

La pasta o fideos pueden adquirir diferentes formas, de acuerdos a las creaciones que tengan en mente diseñar, por lo que se podrían convertir en grandes aliados de los platos gourmet.

Fuente: wwwhat’s new

Mitos y verdades sobre la comida sana

Fuente: Tomates con genes

La química de la sidra

Química de la sidra

En un día caluroso de verano, el sabor fresco y refrescante de la sidra es difícil de superar. ¿Pero cuáles son los productos químicos detrás de este sabor?

Antes de examinar la química, hablemos brevemente de cómo se hace la sidra. Obviamente, comienza con las manzanas que se recogen del árbol. El tipo de manzanas es, por supuesto, un factor importante en el sabor de la sidra terminada. Las manzanas de sidra agridulce tienen poca acidez, pero son altas en taninos, mientras que las manzanas afiladas son lo contrario. Las manzanas dulces, mientras tanto, son bajas en ambos productos, mientras que las manzanas bittersharp son altas en ambos.

Una vez que las manzanas han sido recogidas, se deja madurar por un tiempo antes de ser raspadas, o molidas, en pulpa. La pulpa producida por este proceso se conoce como orujo. Este orujo se presiona para exprimir todo el jugo, que se recoge en cubas o barriles. En este momento, se fermenta lentamente y las levaduras convierten los azúcares naturales de las manzanas en alcohol. Estas levaduras pueden ser las levaduras naturales presentes en las manzanas, o levaduras que se agregan específicamente para la fermentación.

Después de la fermentación se completa, la sidra a menudo se deja madurar durante varios meses. En este punto, a veces se agrega azúcar extra a la sidra para permitir que continúe la fermentación, y producir una pequeña cantidad de dióxido de carbono para carbonatar la sidra. Sin embargo, comercialmente la carbonatación a menudo se realiza principalmente mediante inyección directa de dióxido de carbono. En la fabricación de algunas sidras, se pueden mezclar con otras sidras más viejas, para asegurar consistencia del gusto o para alterar el sabor.

El dióxido de carbono también puede ser producido por uno de los ácidos presentes en las manzanas. El ácido málico es el ácido principal en las manzanas, y un proceso llamado fermentación malo-láctica lo convierte en ácido láctico. Usted probablemente ha oído hablar de ácido láctico antes – es también el ácido producido por la respiración anaeróbica, el proceso en nuestro cuerpo recurre a suministrar a nuestros músculos energía extra cuando no puede obtener suficiente de la respiración aeróbica.

En la sidra, la conversión de ácido málico en ácido láctico disminuye la acidez general de la sidra. Dependiendo de la sidra en cuestión, este proceso puede ser deseable o indeseable. Algunos fabricantes de sidra añadirán ácido málico extra después que la fermentación se ha completado con el fin de aumentar la acidez y modificar el sabor.

Otra clase de compuestos que pueden influir en el sabor de una sidra son los taninos. Estamos más familiarizados con la idea de los taninos que están presentes en el vino tinto, pero también se encuentran en las manzanas, y por extensión, las sidras. Químicamente, son polifenoles – estos se forman a partir de compuestos fenólicos, como la epicatequina, encadenados juntos. En términos de sabor, contribuyen con una amargura y astringencia. Mientras que sus niveles son más altos en sidras tradicionales, todavía están presentes en cantidades más bajas en sidras comerciales.

La dulzura también es un factor importante, particularmente en las sidras populares. Sin embargo, si la fermentación se deja terminar, todos los azúcares contenidos en las manzanas son fermentables, por lo que el resultado es una sidra seca. Con el fin de conseguir dulzor, o bien la fermentación debe ser detenida antes de la terminación, o una sustancia edulcorante debe ser añadida después.

La interrupción prematura de la fermentación, un proceso conocido como “keeving”, es menos común. En su lugar, se puede agregar azúcar. El problema con el azúcar, que es fermentable, es que puede iniciar la fermentación de nuevo. Comercialmente, este problema es a menudo eludido por filtración y pasteurización de la sidra para eliminar cualquier resto de levadura, evitando la fermentación adicional que se produzca. A pequeña escala, esto es más difícil de lograr; Los fabricantes pueden esperar varios meses después de la fermentación, para asegurarse de que la levadura está muerta antes de agregar el azúcar, o recurrir a otros métodos. La principal alternativa al azúcar para edulcorantes son los edulcorantes artificiales no fermentables. La sacarina se ha utilizado en algunas sidras, pero tiene un postgusto notable. En cambio, la sucralosa es una alternativa frecuentemente utilizada.

Así, hemos cubierto una serie de los compuestos que contribuyen al sabor de la sidra, pero ¿qué pasa con el aroma? Por supuesto, los dos están estrechamente relacionados, y los compuestos de éster en la sidra contribuirán a ambos. Estos tienden a tener sabores afrutados; Etil-2-metil butanoato es un éster afrutado particularmente prominente en sidras. El compuesto sugerido como uno de los principales contribuyentes al aroma de sidra es 2-metil-4-pentil-1,3-dioxano; Se cree que este compuesto se produce cuando el acetaldehído, generado como subproducto de la fermentación, reacciona con 1,3-octanodiol, un alcohol naturalmente presente en las manzanas.

Por supuesto, apenas hemos arañado la superficie del gran número de compuestos presentes en las sidras aquí, pero la próxima vez que esté disfrutando de una sidra, ya sea de la variedad comercial o más tradicional, puede reflexionar sobre la mezcla de compuestos químicos necesarios para producir su sabor distintivo.

Fuente: Compound Interest

Sin azúcar

Toca Comer. Sin azúcar. Marisol Collazos Soto, Rafael Barzanallana

Toca Comer. Sin azúcar. Marisol Collazos Soto, Rafael Barzanallana

Pulsando aquí se accede a más de un centenar de ejemplos, son alimentos que rodean a nuestro entorno  cotidiano. Se trata, por otra parte, de una página muy útil en todos los sentidos.

Así se cocina el pollo en KFC

La mayonesa no se corta ni las flores se marchitan por estar menstruando

>Y es que alrededor de la menstruación existen infinidad de mitos que advierten de lo peligroso que puede ser realizar según qué actividades e incluso absurdas teorías sobre lo que se puede hacer o no, debido a que, según se creía desde la antigüedad (y hay quien todavía los cree) la mujer durante los días de periodo irradiaba influjos y toxinas que perjudicaba a las plantas, alimentos e incluso que podían hacer enfermar a los animales de compañía.
Durante muchísimos años las mujeres se han visto privadas de poder realizar cosas tan cotidianas como trasplantar una maceta o regar unas flores ante el temor de que éstas marchitaran. O tal y como cito en el título del post: el hecho de que la mayonesa se corta si se realiza durante los días de menstruación es un mito que todavía hoy sigue muy presente en nuestra sociedad.

¿De dónde surge el mito que indica que durante la menstruación si se hace mayonesa ésta se cortará?No existe ni una sola evidencia científica que asegure que por el solo hecho de estar menstruando se vaya a cortar la mayonesa. Es un mito sin fundamento alguno que lleva arrastrándose durante demasiado tiempo. La mayonesa es una salsa en la que se debe emulsionar dos elementos bien diststintos: el aceite y el huevo. Si batiésemos por un lado un huevo (que es acuoso) y le echásemos un chorro de aceite podríamos comprobar como el segundo ‘flota’ sobre el primero sin llegar a mezclarse (como ocurre cuando intentamos mezclar aceite y agua). Es a través de batir ambos elementos juntos, mientras se va echando el aceite poco a poco y el huevo está a temperatura ambiente, lo que hará que emulsionen perfectamente y den como resultado una riquísima y cremosa mayonesa. Pero hay infinidad de motivos por el que una salsa mayonesa se nos pueda cortar cuando la estamos haciendo (y nada tienen que ver con la menstruación, ya que a mí mismo me ha ocurrido bastantes veces): echar el aceite muy deprisa, que el huevo esté recién sacado de la nevera o todavía esté frío, que la batidora tenga más revoluciones de las que se necesitan para la emulsión, que el recipiente tenga restos de otro líquido o elemento, que no batamos demasiado rápido (si lo hacemos a mano con unas varillas), etc. Infinidad son las posibles causas que provocarían que, a cualquier persona, se le corte una mayonesa. Seguro que entre las lectoras de este post debe haber docenas de ellas que han realizado una mayonesa durante el periodo menstrual y nunca se le ha cortado. Simplemente no debemos hacer caso a este tipo de absurdas creencias.

Pero, evidentemente, esas invenciones y mitos alrededor de la menstruación no han surgido de la nada y hay un origen y un cuándo se originaron. En este caso debemos viajar hacia atrás un par de milenios para encontrarnos los primeros escritos en los que se advertía (sin fundamento alguno) de los peligros que rodeaban a las mujeres que estaban menstruando.

Por ejemplo, en el siglo I d.C., Plinio el Viejo dedicó un capítulo a la menstruación en su‘Naturalis historia’ (concretamente en el Libro XXVIII) en el que indica lo siguiente:

[…] El contacto con el flujo mensual de la mujer amarga el vino nuevo, hace que las cosechas se marchiten, mata los injertos, seca semillas en los jardines, causa que las frutas se caigan de los árboles, opaca la superficie de los espejos, embota el filo del acero y el destello del marfil, mata abejas, enmohece el hierro y el bronce, y causa un terrible mal olor en el ambiente. Los perros que prueban la sangre se vuelven locos, y su mordedura se vuelve venenosa como las de la rabia. El Mar Muerto, espeso por la sal, no puede separarse excepto por un hilo empapado en el venenoso fluido de la sangre menstrual. Un hilo de un vestido infectado es suficiente. El lino, cuando lo toca la mujer mientras lo hierve y lava en agua, se vuelve negro. Tan mágico es el poder de las mujeres durante sus períodos menstruales, que se dice que lluvias de granizo y remolinos son ahuyentados si el fluido menstrual es expuesto al golpe de un rayo […]

 

… …

Ampliar en: Ya está el listo que todo lo sabe

Todo es tóxico

Original Jamón Serrano

Existe otro caso que evidencia la separación entre ciencia y medios de comunicación. Muchas veces la investigación es correcta, los controles son correctos, el científico lo comunica a los medios… y la noticia que sale no tiene nada que ver con el descubrimiento. Muchas veces la prensa da una versión alarmista o presenta como un bombazo algo que no lo es.

Para empezar. Un descubrimiento científico se publica en revistas científicas o se patenta. ¿Fácil no? Pues a veces el mecanismo de control más sencillo falla. Cuando un científico hace una rueda de prensa para comunicar un descubrimiento, sin publicación ni patente… está vendiendo una moto o busca autobombo. Grandes pufos de la ciencia como el motor de agua de la Universidad de Valencia, la fusión fría o que las ratas alimentadas con maíz transgénico sufrían cáncer, se presentaron en ruedas de prensa sin que nadie hubiera visto el artículo. Y muchas veces los artículos nunca salieron, o salieron y fueron retirados.

Vamos al segundo problema, el alarmismo. Por ejemplo, hagamos un experimento sencillo e imaginario. Cogemos a alguien y le damos 100 g de jamón serrano y evaluamos su salud. Al día siguiente le damos 200g, al siguiente 400g y así cada día vamos doblando la cantidad. Al principio todos los parámetros de salud salen normales, pero cuando las dosis se hacen altas vemos que el riñón y otros órganos empiezan a fallar. Al final el señor se muere. El científico publica cuál fue la última cantidad de jamón que el señor se tomó (casi 4 kg de una sentada) y se lo cuenta a la prensa. El titular es: “El jamón serrano es muy tóxico”.

¿Imaginario? Para cualquier sustancia se puede determinar su nivel de toxicidad haciendo experimentos similares al que he descrito, pero en animales. El parámetro más típico es el LD50 (delethal dose) que es la concentración que provoca que la mitad de los animales del experimento fallezcan. Y siembre hay un nivel a partir del cual una sustancia, la que sea, es tóxica.

Por ejemplo, el LD50 del agua es de 6 litros. Ahora que muchos ayuntamientos quieren prohibir el glifosato, cabría recordar que el de la cafeína o la aspirina es mucho más bajo. Es decir, necesitas menos dosis para morirte. Similar pasa con los compuestos cancerígenos. Existen ensayos para evaluar la capacidad de un compuesto para producir cáncer, y el resultado no es “sí” o “no”, sino una probabilidad de producir cáncer en un determinado espacio de tiempo. Por lo tanto, cuando se desató el pánico hace unos meses porque el jamón y la mortadela eran cancerígenas, cabría recordar que lo importante no es que lo sean, sino en qué magnitud. Y su magnitud es bastante baja. De hecho, el sujeto imaginario del experimento anterior no se muere de cáncer sino atiborrado de jamón.

… …

Artículo completo en: Errores medios de comunicación y ciencia

2000 calorías en restaurantes de cómida rápida

En Business Insider han visitado 13 de los establecimientos más populares de comida rápida en Estados Unidos con una misión: fotografiar un menú que proporcione 2000 calorías.

 

2000calorias-McDonalds2000calorias-Burguer-king

2000calorias-KFC

Artículo completo en: 2000 calorías

Conduciendo no se deben beber refrescos

Hot Rod Coca-Cola. Toca Comer. Conduciendo no se deben beber refescos. Marisol Collazos Soto, Rafael Barzanallana

Al volante en verano, calor y sed. Camino de la playa, de vuelta a casa, kilómetros y sed. No resulta raro. Y, sin embargo, hay más riesgo del que parece. Un vaso de agua de menos es como una copa de más. El coche y la deshidratación (juntos) son tan peligrosos que, eso sí, el remedio es facilísimo: cuando conduzcas, bebe. Agua, por descontado. Pero ¿se puede beber algo más?

PREÁMBULO

  1. Conducir con altas temperaturas estimula la sudoración excesiva y, en consecuencia, la pérdida de agua en el cuerpo. También se pierden sales minerales por no beber a tiempo.
  2. El estudio Deshidratación y conducción, elaborado por la Universidad de Loughborough y el European Hydration Institute concluye que los conductores con deshidratación cometen tantos errores como los que conducen tras haber ingerido alcohol.
  3. ¿Cuáles son esos errores? Entre otros, y según esa investigación, salirse involuntariamente del carril, frenar a destiempo y rebasar la línea del arcén. Una persona con deshidratación, dice el estudio, actúa como un conductor con un nivel de alcohol en sangre de 0,8 g/l.
  4. Un descenso del 2% de agua en el cuerpo puede causar una disminución momentánea de memoria y un descenso significativo de la atención, segúneste informe del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS). Este texto recoge también evidencias científicas de que el desequilibrio hídrico aumenta significativamente el tiempo de reacción.
  5. Otros síntomas comunes de deshidratación son el dolor de cabeza, el cansancio y la pérdida de concentración. ¿A alguien se le ocurre algo más peligroso al volante?

ALGUNAS CONCLUSIONES

Conocido lo anterior, el Real Automóvil Club de España (RACE) y laAsociación de Bebidas Refrescantes colaboran desde hace años en la campaña Un refresco, tu mejor combustible.

En ella hacen hincapié en el descanso porque, a partir de dos horas al volante, el riesgo de accidente aumenta un 12%. Desde ese momento, dejan de percibirse el 30% de las señales y crece el tiempo de reacción en un 86%. Y este es su consejo principal: en las paradas “hay que realizar estiramientos, dar un paseo y beber un refresco”.

Un refresco, dicen, “hidrata y aporta glucosa, mejorando elrendimiento cerebral”. Pero hay expertos que niegan la mayor. “La glucosa mejora el rendimiento cerebral… si te hace falta. Si estás seis días sin comer y bebiendo muy poquito y te ponen un crucigrama delante, lo vas a hacer peor que si estás bien alimentado. Y si a continuación te dan un chute de glucosa, lo vas a resolver mucho mejor. Pero eso no es válido en unas circunstancias normales”, asegura el dietista-nutricionista y biólogo Juan Revenga.

“No necesitamos glucosa para conducir porque, por los habitos alimentarios de nuestra sociedad, ya tenemos glucosa a espuertas. No necesitamos fomentarla”, añade. “De hecho, me parece vergonzosa la relación entre la industria alimentaria y ciertas esferas de la vida para promocionar unos productos que, en nuestras circunstancias, soninsanos”.

En definitiva, no hay razón ninguna para recurrir a las bebidas azucaradas al volante.

… …

Artículo completo en: No consumir refrescos al conducir

Hamburguesas con forma de Pokémon

Hamburguesa-Pokemon
Down N’ Out es una hamburguesería de Sidney (Australia) que ha decidido crear un trío de hamburguesas inspiradas en algunos de los Pokémon más famosos: Pikachu, Charmander y Bulbasaur.

Ampliar en: Hamburguesas Pokemon

 

¿La comida pierde nutrientes en el microondas?

¿La comida pierde nutrientes en el microondas?

En internet es habitual encontrar web y blogs que aseguran que el uso del microondas es malo para la salud. Muchas dicen que esto se debe a que los alimentos pierden vitaminas y nutrientes cuando se cocinan en el microondas.

Sin embargo, esta idea de que los microondas son peores que otras formas de cocinar no tiene una base científica, explica en su página web el programa de la BBCTrust Me, I´m a Doctor (“Confía en mí, soy doctor”).

Los microondas cocinan los alimentos utilizando ondas de energía que son similares a las de la radio, pero más cortas. Estas ondas son muy selectivas y afectan sobre todo al agua y a otras moléculas que son asimétricas eléctricamente: cargadas positivamente en un extremo y negativamente en el otro. Las microondas provocan que estas moléculas vibren y generen calor que luego se extiende a las moléculas cercanas para calentar, y cocinar, la comida.

Este proceso puede afectar a las vitaminas y nutrientes de los alimentos, pero estoscambios no son exclusivos de la cocina con microondas, sino que son un resultado del proceso de calentamiento.

Cuando se calienta la comida algunas vitaminas, como la vitamina C, se descomponen, explica en su página web de información sobre medicina y salud la Universidad de Harvard, en Estados Unidos.

Pero esto sucede independientemente de si el alimento se calienta en un horno convencional, en un hornillo o en un microondas.

Las proteínas también se “desnaturalizan” (es decir, se descomponen y en ocasiones pierden sus propiedades), cuando se calientan, sea por el medio que sea.

Pero como los tiempos de preparación son más cortos, cocinar con microondasde hecho ayuda a preservar la vitamina C y otros nutrientes.

… …

Artículo completo en: Microondas y alimentos

Related Posts with Thumbnails
Powered by WordPress | Designed by: Free WP Themes. | Thanks to Best Free WordPress Themes, Find WordPress Themes Free and Free WP Themes